Usted está en:
Entérese de las actividades donde Procolombia promueve la interacción y participación de las empresas en inversión, exportaciones, turismo y más. Consulte los talleres, seminarios y participe de las oportunidades de crecimiento, expanda sus horizontes y llegue a nuevos mercados

ACTUALIDAD

Colombia: dos mares, 300 playas y todo el encanto de 2900 kilómetros de costas


Por: harley.baron

Turismo

Si se ve a Colombia en un mapa mundial, se podrá apreciar que tiene una particularidad, que al mismo tiempo es una ventaja para los amantes del turismo de playa: el país tiene costas sobre el Pacífico y el Caribe.

Por su ubicación, riqueza natural y tranquilidad, este es un país obligado en el Por su ubicación, riqueza natural y tranquilidad, este es un país obligado en el trópico para los amantes del sol y de algunas de las playas más hermosas del continente.
Si se ve a Colombia en un mapa mundial, se podrá apreciar que tiene una particularidad, que al mismo tiempo es una ventaja para los amantes del turismo de playa: el país tiene costas sobre el Pacífico y el Caribe.

Las estadísticas hablan de 300 playas en el país, equivalente a 2900 kilómetros de costas en los dos océanos que ofrecen las atracciones de sol y playa más hermosas del continente.

 

Costa Caribe

San Andrés y Providencia

Comenzando desde el norte del territorio colombiano, el turista se topa con las islas de San Andrés y Providencia. San Andrés es la hermana mayor, Providencia, la menor. Se trata de un archipiélago mágico con un mar de “siete colores”, protegido de tiburones por una gran barrera de coral que bordea las dos islas, con aguas cristalinas donde el descanso, el buceo y los deportes náuticos –kitesurfing, windsurfing¬– están a la orden del día.

La oferta de San Andrés, a dos horas en vuelo desde Bogotá, es simplemente jugosa: hoteles cinco estrellas, restaurantes de la más deliciosa comida de mar, almacenes de ropa y perfumería y atractivos como el Hoyo Soplador, los islotes de Johnny Cay, el Acuario, Haynes Cay, la Cueva de Morgan, entre otros.
Por su parte, Providencia, una isla tranquila a 90 kilómetros de San Andrés, ha registrado un creciente ecoturismo por sus hermosos arrecifes de coral donde es obligatorio el snorkelling y el buceo. A pesar de sus 17 kilómetros cuadrados, es rica en variedad de ecosistemas como manglares, corales, praderas de pastos marinos y una pequeña porción de bosque seco tropical. Su riqueza la complementa el parque nacional natural Old Providence McBean Lagoon.

Santa Marta

Siguiendo en la onda natural, se encuentra el Parque Tayrona, una reserva visitada por miles de turistas de Colombia y el mundo anualmente encantados por la imponente presencia de selva que desemboca en algunas de las aguas marinas más claras del mundo. El Parque ofrece amplias playas, las tres más conocidas son: Bahía Concha, un hermoso balneario con cabañas u restaurantes; Neguanje y Cañaveral, con su zona de camping y unas deliciosas playas en medio de la exuberante naturaleza.

A sólo cinco minutos del centro histórico de la ciudad de Santa Marta se encuentra la localidad de El Rodadero que cuenta con playas de arena blanca de textura mediana (no se adhiere al cuerpo humano después del baño), el mar de color azul verdoso, tranquilo y limpio que no ofrece peligro para los bañistas y cuya temperatura contrasta con el cálido sol y se presta para la práctica de todos los deportes acuáticos.

Cartagena

No sólo la oferta de sol y playa se encuentra en la Ciudad Heroica a través de las playas del sector de Bocagrande; además de la mundialmente reconocida Ciudad Antigua de única arquitectura –patrimonio cultural de la humanidad-, y escenario de festivales culturales de cine, música y literatura, lujosos hoteles y puerto de los cruceros más lujosos del mundo, tres islas complementan el encanto: Islas del Rosario, Barú y San Bernardo.

La primera, un pequeño y encantador archipiélago de origen coralino se encuentra a unos 90 minutos en barco ó 45 en lancha de Cartagena. Sus playas blancas y el agua cristalina invitan a los amantes de sol y playa a sumergirse en este paisaje maravilloso.

Barú es una gran isla situada cerca de Cartagena, de playas de arenas finas, blancas y los jardines submarinos. El acceso a la isla se puede realizar por vía acuática, atravesando la Bahía de Cartagena o en vehículo, cruzando el Canal del Dique en un planchón o ferry.

San Bernardo es un encantador archipiélago ubicado al sur de Cartagena. Sus playas son un escenario maravilloso para los amantes del sol, playa y descanso. En la isla de San Bernardo hay que tomar precauciones pues hay zonas y temporadas de intensas corrientes marinas.

Las tres islas cuentan con hermosos hoteles donde prima la buena atención, el contacto con la naturaleza y la paz.

Costa Pacífica

En una de las regiones más húmedas y con mayor biodiversidad del planeta, en las pequeñas bahías de arena fina formadas en pleno Océano Pacífico y rodeadas de una exuberante selva tropical se esconde un lugar ideal para quienes desean alejarse del mundo moderno.

Uno de los atractivos de esta área natural son sus apacibles y extensas playas, enmarcadas entre la selva virgen chocoana y el Océano Pacífico. Cada playa es atravesada por riachuelos de aguas cristalinas que alimentan el mar, creando el ambiente perfecto para relajarse, sin la congestión y las ofertas comerciales habituales en los destinos de playa masivos.

Juanchaco y Ladrilleros

En el sur del Pacífico colombiano, donde desembocan ríos caudalosos, hay pueblos de pescadores que en medio de una tupida selva de manglares viven y trabajan al ritmo de la marimba y el tambor. Entre Buenaventura y Bahía Málaga se encuentran inmensas playas de gran belleza, con buena infraestructura turística, como Ladrilleros y Juanchaco.

Playa Terquito

Ubicada al suroeste de Nuquí, sus 600 metros de arena son interrumpidos por las aguas de la Cascada del Amor inmersa entre la selva, a solo 50 metros de distancia de la playa, a través de un sendero natural.

Allí, el turista podrá aprender a surfear, montar en kayak o disfrutar de un espectáculo de miles de cangrejos rojos que caminan en grupos gigantes mientras largas filas de pelícanos vuelan sobre los visitantes.

Playa Guachadito

En un recodo entre dos quebradas de agua cristalina, en un paisaje natural y prácticamente intacto por la civilización encontramos una de las mejores playas de la región. Con su ambiente de tranquilidad y una muestra de naturaleza intacta por la civilización, la Playa Guachadito invita a todos aquellos cansados de la velocidad del mundo en el que vivimos y del cansancio diario de nuestros tiempos.

Playa Boca Vieja

A este pequeño paraíso natural se puede acceder únicamente en lancha. Se trata de una playa totalmente virgen que solo se puede visitar en marea baja, con dos cascadas situadas en medio de una flora salvaje. En ocasiones, a la playa salen para comer los micos, zorros y águilas.

Playa Terco

Una playa de 500 metros, ideal en marea baja, con cocoteros, de los que uno se encuentra sobre una roca solitaria en plena playa y con el que todos los visitantes tienen una foto. Entre enero y febrero es un sitio ideal para surfear.

Playa Termales

Una playa en forma de batea de casi cinco kilómetros, trazada por varios ríos y riachuelos, ideal para caminar tranquilamente en marea baja. Adicionalmente, cuenta con baños termales naturales. Sumergirse en estas cálidas aguas en medio de la selva del Pacífico es una experiencia inolvidable.

Playa Verde

La más apartada y recomendada playa para conocer. Se puede acceder únicamente en lancha, en un recorrido de aproximadamente una hora. La arena verde de este lugar, su naturaleza y la cascada a solo tres minutos caminando de la playa hacen de este lugar una parada obligada para los amantes de la naturaleza.

Para mayor información:
Cristian Bustos - cbustos@procolombia.co

3.208335
Promedio: 3.2 (48 vote)
Su voto: Ninguno

Fecha de creación:

14
Enero
2011