La empresa inglesa que protege los alimentos de exportación colombianos

Tipo de noticia: 
Noticia
27 Septiembre 2018
Desde hace 70 años, Smurfit Kappa llegó a Colombia para dar empleo a 5.000 personas en Cali, Bogotá, Medellín y Barranquilla. Ahora exportan productos como boninas de papel, cartulinas y resmillas de papel desde Colombia a países como Perú, Costa Rica, Ecuador y República Dominicana.

Empaques para banano, plátano, aguacate Hass, piña, limón Tahití, ñame y carne, entre otros. Cada mes, Smurfit Kappa produce entre dos y tres millones de cajas, distribuidas entre los 100 y 150 clientes que tienen en Colombia.
 
La empresa, de origen Irlándes ha trabajado con el negocio de la pulpa, el papel y cartón desde 1938 y cuenta con más de 46.000 empleados en 370 centros de producción distribuidos en 35 países de Europa y el continente americano.
 
Pero desde Colombia exportan productos como bobinas de papel, cartulinas y resmillas de papel a países como Perú, Costa Rica, Ecuador y República Dominicana, lo cual les ha permitido posicionarse como proveedor líder en el sector. Durante 2017, lograron ventas netas por $1.013 millones .
 
“Tenemos el privilegio de operar en Colombia, de contribuir al desarrollo de la nación y de generar valor para nuestros diferentes grupos de interés”, afirmó Vanessa Hatty, gerente de Mercadeo y Comunicaciones de Smurfit Kappa.
 
Smurfit Kappa también innova en sus productos, por lo que recientemente incluyó en su portafolio su caja de tipo platform, la cual cuenta con armado mecánico y es especial para transportar aguacate Hass, y además brinda un mayor volumen en su interior que las cajas tradicionales para este tipo de aguacate.
 
Pero más allá de su compromiso con las pequeñas y medianas empresas colombianas del sector agropecuario, la empresa también está comprometida con una práctica responsable, razón por la cual su producción de empaques corrugados, cartulinas y papeles para impresión cuentan con certificaciones Sello Ambiental Colombiano y FSC® en Cadena de Custodia.
 
Hatty asegura que “esta es una muestra del impacto y la proyección que tiene un negocio gestionado bajo los pilares del desarrollo sostenible”.
 
A esto se suma que, desde 1969, la empresa gestiona plantaciones forestales ubicadas en seis departamentos de la región andina, y desde el 2003 cuenta con la certificación FSC® por manejo forestal responsable.
 
Adicional a esto, cuentan con la Fundación Smurfit Kappa, la cual desde 1962 realiza esfuerzos para contribuir positivamente a la sociedad colombiana. Para esto, esta fundación tiene varios frentes de acción. En una de estos contribuye a mejorar los ingresos y la capacidad de autogestión de las familias y los grupos asociativos en el entorno de la operación de la División Forestal de la Campaña.