Sostenibilidad es clave para consolidar a Colombia como destino de naturaleza

Tipo de noticia: 
Noticia
12 Septiembre 2019
El editor del medio estadounidense National Geographic, Costas Christ, resaltó la biodiversidad de Colombia e insistió en trabajar por un turismo sostenible que la proteja.

Colombia, como un país de vastos contrastes geográficos, en el que en un solo territorio existen cinco regiones y ecosistemas diferentes entre sí y cada uno con riquezas naturales particulares, es el segundo país más biodiverso del mundo después de Brasil, lo que lo ubica como referente mundial en la materia.
 
Así lo reconocen medios internacionales tan influyentes como National Geographic, cuyo editor, Costas Christ, se refirió a la importancia de Colombia en variedad de fauna y flora. El experto explicó, además, que esta abundancia debe ser protegida y que solo fomentando un turismo sostenible es posible preservar joyas ambientales.
 
“El país tiene el potencial para ser un destino de turismo de naturaleza de talla mundial, pero es importante que desarrolle ese turismo de acuerdo con los principios de sostenibilidad. Si Colombia sigue los preceptos de sostenibilidad puede ser uno de los principales, o tal vez el principal destino para viajes de naturaleza”, señaló Christ.
 

En esa línea, la presidenta de ProColombia, Flavia Santoro Trujillo, expuso los avances de Colombia para la consecución de ese propósito. “Nosotros trabajamos para posicionar a Colombia como destino turístico de alta calidad y sostenibilidad, con el fin de generar impacto económico en los distintos departamentos del país, buscando así, convertir a la industria turística en el nuevo petróleo, siendo uno de los principales generadores de divisas y empleo”, explicó.
 

Precisamente, este fue uno de los temas que se discutieron en el conversatorio ‘Turismo de naturaleza: una apuesta para un país megadiverso como Colombia ¿cómo podemos aprovechar esta riqueza, sin perjudicarla?, llevado a cabo esta semana en Bogotá y organizado por la USAID (Agencia de los Estados Unidos para el Desarrollo Internacional), el cual contó con la participación de ProColombia, para hablar del trabajo que está haciendo el país en materia de conservación y preservación de la riqueza natural y cultural. La entidad, además, presentó durante el encuentro The Birders, un documental que explora a Colombia a través de sus aves.
 
De acuerdo con The International Ecotourism Society (TIES), el crecimiento vertiginoso del turismo en el mundo, el cual representa el 9 por ciento del PIB mundial, genera 1 de cada 12 empleos y contribuye con el 29 por ciento de las exportaciones de servicios, obliga a la industria a plantear unas mejores prácticas con el fin de generar el menor impacto posible en los territorios, generando ingresos a las comunidades y protegiendo la biodiversidad.
 
En este sentido, de acuerdo con dicha organización internacional, la actividad del ecoturismo proporciona incentivos económicos efectivos para conservar y mejorar la diversidad biocultural y ayuda a proteger el patrimonio natural y cultural del planeta cuando se implementan principios sostenibles.
 
Algunos de estos puntos son minimizar los impactos físicos o sociales; crear consciencia y respeto ambiental y cultural; brindar experiencias positivas para visitantes y anfitriones; dar beneficios económicos para la conservación, además de la población local y la industria privada; diseñar, construir y operar instalaciones de bajo impacto; y reconocer los derechos y las creencias espirituales.
 

 

El caso colombiano

Bajo los parámetros del Ministerio de Comercio, Industria y Turismo, en Colombia se fomentan buenas prácticas turísticas para generar un turismo sostenible.
 
Es así como se ha mostrado un compromiso decidido y se ha participado de manera activa en iniciativas globales como en el Año Internacional del Turismo Sostenible para el Desarrollo, declarado por la ONU y la Organización Mundial del Turismo (OMT). Además, el Viceministerio de Turismo presidió esta semana el Comité de Turismo Sostenible, el cual tuvo lugar en el marco de la XXIII Asamblea General de la OMT.
 
Además, desde ProColombia se está haciendo un trabajo de identificación, adecuación y promoción de aquellas regiones inexploradas que hoy se abren al mundo para ofrecer productos diferenciados que resalten las ventajas competitivas de Colombia en la escena turística sostenible. De esta manera, se busca mostrar al mundo la oferta en naturaleza, aventura o cultura de departamentos como Caquetá, Putumayo, Casanare, Vichada, Guaviare, Guainía o Meta.
 
Por otro lado, la entidad de promoción firmó con el Programa Riqueza Natural de USAID un memorando de entendimiento en junio de este año, para crear proyectos de conservación en torno a actividades de turismo de naturaleza responsable y sostenible. El acuerdo incluye, entre otras cosas, capacitaciones dirigidas a los guías de naturaleza vinculando a las comunidades locales y generando fuentes de ingreso y condiciones de vida de los pobladores al tiempo que se favorecen las condiciones de conservación de los ecosistemas.
 
El objetivo es implementar proyectos en Montes de María (entre Bolívar y Sucre), Casanare y Camino Teyuna (Sierra Nevada de Santa Marta), alineados con los Objetivos de Desarrollo Sostenible de las Naciones Unidas y con la estrategia del Gobierno de promover un turismo responsable con parámetros sostenibles que protejan el medio ambiente y que generen prosperidad en las comunidades locales.
 
Por su parte, Ximena García, asesora en Biodiversidad de la oficina de Ambiente de USAID Colombia dijo: “Considerar el turismo de naturaleza como un servicio ambiental supone que existe un incentivo para conservar los recursos naturales y la biodiversidad por parte de las comunidades locales involucradas en el turismo de naturaleza. Se garantiza la conservación de la biodiversidad a través del desarrollo del Turismo de Naturaleza si el Gobierno, junto con el sector privado y sociedad civil, definen, implementan y hacen seguimiento a medidas para mejorar el manejo y protección de los recursos naturales y la biodiversidad, usando recursos recaudados por la prestación de este servicio”.
 
Actualmente el país tiene 21 destinos turísticos sostenibles certificados por MinComercio como La Macarena (Meta), Salento (Quindío), Santa Rosa de Cabal (Risaralda), Mompox (Bolívar) o Ciénaga, (Magdalena). Lo anterior demuestra el interés del país para posicionarse como un destino sostenible, cumpliendo con todos los requisitos de protección.

Temas relacionados: